jueves, 22 de junio de 2017

Buena voluntad

Que no lo digo yo, que a los medios se les ve el plumero, que luego llega el tito Floren con las rebajas y hay mucho miedo y muchas merendolas donde acudir, tribuletes de pesebre, como decía el bueno de Butanito.

¿Qué se puede decir después de ver la noticia de la tele del PP? ¡Coño! a mí me pasa lo mismo, en muestra de buena voluntad le digo a mi empresa que me descuente un dinerillo del sueldo para donarlo gentilmente al erario público, no te jode.

Por supuesto que cuando se trata de noricias relacionadas con el pufo de Hacienda, Cristiasno no pertenece al mandril, lo sacan con el escudo de Portugal, con el de Nike, pero con la galleta fontaneda de comedor de pipas ni por asomo.


Todos sabemos cómo las gasta el mandril y el tito Floren y si no, aplican el espíritu de Juanito: escupitajo y pisotón.












viernes, 16 de junio de 2017

Brillantina

Hoy se cumplen 40 años del estreno de la película Grease y esto lo tengo que recordar como se merece.
Y es que hace 40 años nadie, absolutamente nadie se ponía brillantina en el pelo ni conocíamos a nadie que se la pusiese, incluso había quien desconocía su existencia. A mí me sonaba que algunos señores mayores, sobre todo de esos que usaban camisa de color mahón, solían fijar su pelo hacia el cogote con ese utensilio de peluquería. Además ese era el motivo por el que los autocares llevasen siempre una tela pegada en la parte superior del respaldo con el fin de no pringar a nadie.
Pues eso pasó y nos niños españolitos comenzamos, para no ser menos, a usarla. Bueno todos no, quedamos los irreductibles a los que el Travolta nos parecía un pobre hombre de culillo prieto y fino, feo hasta el hartazgo y con una porra de dimensiones gongorinas.
Eso sí, suspirába con una noche de amor con Sandy, o sea Olivia Newton John, que seguramente en mis brazos no se haría tanto la remolona.
40 años, quién lo iba a decir, mi novieta de entonces seguro que estará cargada de churumbeles y de kilos, al igual que yo, no voy a negar la evidencia, pero si llega a sus oidos este aniversario seguro que recordará que por aquel entonces salía con un chico que nop tenía el coche de Travolta, pero nos apañábamos en mi Seat 127 de segunda mano.






miércoles, 7 de junio de 2017

Hostias, que yo doy dos

¿Pero a quién han consultado? ¿Dónde se puede pujar que yo no me he enterado? Y es que doy dos, o tres si hace falta, pero no sé cómo se lo monta la hija de Botín.

El Santander compra al Banco Popular por un leuro de nada y a mi me pilla trabajando y no me entero del chollo. Esto de los chollos siempre los pillan los mismos, se ve que la señora Patricia tiene el mismo ojo que su difunto padre para los negocios, o para encontrar saldos y eso que ella seguro que no se viste en el Primark, o Zara y no sabe nada de comprar ropa a buenos precios aunque sea en tiendas donde no se venda nada made in spain o los elaboren gracias a la explotación infantil.

¿Qué haría con el Banco Popular? Muy fácil, como el Richard Gere en Pretty woman lo parcelaría y lo vendería en pequeño, las pelas de la caja "a la buchaca" y llamaría a otro Richal, mi primo el gitano, para que desguazase todas las oficinas y las vendiera en la chatarra. Negocio redondo por dos euros.

Pero para otra vez: ¡Joder, a ver si avisáis!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...